SCRAPBOOK

SCRAPBOOK
Sitio de publicación de trabajos on-line

Buscar este blog

Cargando...

sábado, 19 de enero de 2008

COMPETENCIA LECTORA

ARTÍCULO SOBRE COMPETENCIA LECTORA

Tomando como referencia la definición de Competencia por “DeSeCo”, definiría COMPETENCIA LECTORA como la capacidad de responder a demandas y llevar a cabo la tarea de leer de una forma adecuada, obteniendo como resultado una LECTURA PRÁCTICA y de CALIDAD. Para ello, se hace imprescindible la puesta en marcha de un PROCESO DE COMPRENSIÓN que surgirá de la combinación de habilidades prácticas para el uso de la información del propio texto, tanto en su comprensión general e interpretación como en datos específicos, conocimientos a los que recurrir para la reflexión y valoración del contenido y la forma del texto al que nos enfrentamos, motivación y actitud positiva hacia la lectura que, junto a valores éticos, emociones y otros componentes sociales, lograrán finalmente conseguir una LECTURA EFICAZ.

Ahora bien, siendo docentes, responsables directos en el mencionado acto de comprensión lectora, y conscientes de su importancia como pilar base del proceso de enseñanza-aprendizaje, la dificultad llega a la hora de enfrentarnos al CÓMO.
Desde los niveles escolares más inferiores, básicos para el aporte de unos buenos cimientos, hay ocasiones en las que nos centramos más en la cantidad que en la calidad, convirtiendo nuestra ardua labor en una carrera a contra-reloj donde “tocar” el máximo número de contenidos propuestos para el curso. Éste, junto con otros factores determinantes de nuestro entorno social, familiar y cultural, hace que muchas veces sintamos frustración y desencanto al no obtener una respuesta positiva a nuestro esfuerzo, en forma de resultados.
No obstante, yo tomaría como punto de partida y adaptándonos al nivel educativo en el que nos encontremos trabajando, algunos de los apartados del Decálogo de Cassany para la enseñanza de la composición escrita, orientados y versionados para la enseñanza de la comprensión de textos escritos:
_ El docente lee en el aula.
_ El docente actúa como colaborador y asesor.
_ Usamos recursos contemporáneos.
_ Leemos sobre temas interesantes para el alumnado.
_ Leemos en clase.
_ Colaboramos con otros, leyendo cooperativamente.
_ Hablamos de lo que leemos.
_ Autorregulamos la lectura, tomando responsabilidades.
_ Leemos o contamos el producto de nuestra comprensión.

Mª Ester Molina Robles.

3 comentarios:

Cristina dijo...

¡Hola!Soy Cristina. He releido tu entrada, sorpendida de la gran canntidad de cosas en las que coincidimos. Hay uan muy simple y , sin embargo, tan real como la problemática de la cantidad o la calidad. Si dedicas muchas sesiones a una gran obra maestra, te sacan los ojos por no cumplir la progrmación...si haces poquita cosa de mucho, los niños ni se acuerdan...Y gracias por valorarme de forma tan generosa, a veces se necesira escuchar este tipo de cosas. Mil gracias compañera de fatigas.

Ana Carmen dijo...

Es cierto...tenemos que dedicar el tiempo en la clase a AQUELLAS COSAS QUE NOS GUSTAN, que deben ser buenas despues de tanto tiempo de formación. Solo haciendo lo que nos gusta somos capaces de trasmitir entusiasmo.
En cuanto a los temas interesantes para los alumnos...no hay por ahí muchos temas taboo todavía que en los libros de texto no se tocan ¿ por qué?¿cuáles son?.
En cuanto a lo de la prisa curricular...ni caso, no te agobies...lo dicho haz lo que sientes y al salir de la clase te distanciarás lo suficiente como para poner los pies en la tierra en la siguiente sesión.

Miguel Calvillo dijo...

Muy interesante, Ester, siempre es bueno encontrar nuevas formas de lectura. En este caso nos dejas un ejemplo magnífico haciendo una versión en clave lectora del decálogo.